Deseas recibir lo que publico por correo electrónico ^^?

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Seguidores ^^ Mis amigos de Blogger con quienes comparto mis intereses

sábado, 18 de agosto de 2012

Fábulas de Esopo - II



"El águila y la zorra"

Un águila y una zorra que eran muy amigas
decidieron vivir juntas con la idea de que
eso reforzaría su amistad. Entonces el águila
escogió un árbol muy elevado para poner allí
sus huevos, mientras que la zorra soltó a sus hijos
bajo unas zarzas sobre la tierra al pie del mismo árbol.

Un día que la zorra salió a buscar su comida,
el águila, que estaba hambrienta cayó sobre las zarzas,
se llevó a los zorruelos, y entonces ella y sus crías
se regozijaron con un banquete.

Regresó la zorra y más le dolió el no poder vengarse,
que saber de la muerte de sus pequeños;
¿ Cómo podría ella, siendo un animal terrestre,
sin poder volar, perseguir a uno que vuela ?
Tuvo que conformarse con el usual consuelo de
los débiles e impotentes: maldecir desde lejos a su ahora enemiga.

Mas no pasó mucho tiempo para que el águila
recibiera el pago de su traición contra la amistad.
Se encontraban en el campo unos pastores sacrificando
una cabra; cayó el águila sobre ella y se llevó
una víscera que aún conservaba fuego, colocándola en su nido.
Vino un fuerte viento y transmitió el fuego a las pajas,
ardiendo también sus pequeños aguiluchos,
que por pequeños aún no sabían volar,
los cuales se vinieron al suelo.
Corrió entonces la zorra, y tranquilamente
devoró a todos los aguiluchos ante los ojos de su enemiga.


Moraleja:
Nunca traiciones la amistad sincera,
pues si lo hicieras, tarde o temprano
del cielo llegará el castigo.


Feliz Fin de Semana ! ^^



8 comentarios:

judith bascones dijo...

Muy buena la moraleja, pero que drastica.No apta para ninos.

Ramrock dijo...

Estas son fábulas y no lo que luego hicieron De La Fontaine y Samaniego.

Beautiful sunday.

La Soledad dijo...

El respeto a la amistad va mucho en los rincipios. Te dejo un beso

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Las malas acciones, tarde o temprano siempre se pagan de la misma manera.

Muy buena moraleja.

Abrazos alados, Rebecca.

ricardo alves dijo...

blog para la paz y la amistad...
saludos!

Daniel Eduardo Gómez dijo...

Se recoge lo que se siembra. Lástima que el castigo recayó sobre los hijos y no sobre ella.

Besos

Marilyn Recio dijo...

Es muy bueno recordar estas fabulas en momentos en que muchos de los valores estan siendo puestos en tela de juicio. Tarde o temprano lo mal hecho se paga.

un abraXo!

Carol Torrecilla García dijo...

La venganza no sirve para nada, pero la amistad sin confianza, no es amistad. Y no la tenían desde un principio.
Gracias por permitirnos aprender tanto, Rebecca, amiga.
Un abrazo grande.

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...